Especiales

#Especial – Sheilla Castro y su increíble historia con Perú

Dicen que los sueños se hacen realidad y las protagonistas de este especial sí que lo saben.

Sheilla Castro, la superestrella del voleibol brasileño seguramente tiene miles de admiradores en todo el mundo, pero ella tiene una conexión muy especial con una fan, y es peruana.

Esta historia se empezó a tejer desde hace muchos años atrás; una muchacha que cursaba estudios profesionales en la Escuela de Bellas Artes en la capital peruana seguía de cerca los movimientos de la mejor opuesta brasileña y encontró en sus acuarelas la mejor forma de plasmar su admiración.

 

“Cuando me enteré que ella (Sheilla) venía a Lima junto a toda la selección olímpica a jugar el Sudamericano de Mayores tuve la idea de crear un personaje cartoon, empecé a dibujar y cuando la tuve frente a mí le entregué mi trabajo, ella quedó muy sorprendida”, cuenta con nostalgia Salima, artista peruana.

       Salima sorprende a Sheilla con un “book” de imágenes 

La admiración de Salima fue creciendo. En el 2013 fue parte de la comisión de fotografía en el Sudamericano de Mayores en Ica donde volvió a ver a Sheilla por segunda vez en su vida. En el 2014 viajó a Sao Paulo para gozar con cada jugada de su ídola en el World Grand Prix.

     Fotografía que inmortaliza la amistad entre Salima y Sheilla

“Recuerdo que cuando me vio en el Grand Prix en Sao Paulo corrió a saludarme, seguramente no pensó verme en Brasil”, recuerda entre risas Salima, siendo la última vez que la artista peruana ha podido ver en persona a Sheilla.

El año pasado Sheilla contactó a Salima y le comentó sobre el proyecto de las escuelas de voley que la opuesta brasileña iba a fundar en Italia y como se iba a trabajar con niños era necesario hacer atractiva la propuesta con ánimes de la atleta, oportunidad para que los dibujos de la artista peruana sean conocidos en todo el mundo.

    Afiche oficial donde los dibujos de Salima se pueden apreciar en la camiseta

“Creo que una manera más divertida de difundir el voleibol es dibujando; por ejemplo no solo trato de que el personaje se parezca sino que también adopte una personalidad eso lo hace no se, como que estar vivo ser un alter ego, versión héroe, incluso a veces imagino que poderes o habilidades tendrían de acuerdo a cual es su posición de juego”, argumenta Salima por su gusto en el trabajo que realiza.

Sheilla Castro seguramente soñó con colgarse una medalla olímpica y ser considerada la mejor opuesta del mundo y lo logró. Salima soñó con conocerla y logró mucho más. No importa cual lejos estén tus sueños, lo que importa es que nunca dejes de soñarlos, de pensarlos, sólo así se harán realidad.

 

Comentarios

comments

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top