Internacionales

#Internacionales Cuando el dinero mueve voluntades, la historia de un traición

No se puede negar que Robin De Kruijf es una de las mejores centrales en la actualidad. Con 26 años ya tiene una basta experiencia en clubes como el Dresdner, Piacenza, Vakifbank, y actualmente, defiende los colores del Conegliano. En una entrevista al diario NRC Handelsblad, de Holanda, Robin habló sobre su vida, carrera y la salida de su ex técnico: Guidetti.

Hace una análisis de la selección donde comenta que antes, no eran buenas ni físicamente, ni técnicamente, eran solo un sueño; ahora, son un equipo de élite, perteneciente a la categoria de líderes a nivel mundial. Revela que muchas personas pensaban que podrían llegar más alto y solo hacia falta un líder, y ese fue Giovanni Guidetti, con el cual se volvieron mejores jugadoras de voleibol. Se dieron cuenta, después de su segundo puesto en el campeonato europeo del 2015, que los juegos olímpicos no eran una utopía y se preparon muy duro para ello.

Considera que la salida, de Guidetti, de la selección holandesa no se dio de la mejor manera, cree que la excusa de su recién nacida no convence a nadie. Dice que la razón primordial debe haber sido el dinero, debido a que Vakifbank es el patrocinador de la selección turca, y su posición en ambos equipos, club y selección, se pudo haber visto comprometida.

Revela que él sí había extendido su contrato y les habia dicho que creia en ellas, que trabajarían juntos para llegar a los Juegos Olímpicos del 2020 y que se adjudicarían una medalla allá. “Él nos prometio un sueño” fueron las palabras de Robin para describir su decepción sobre el técnico que se despidio de ellas por correo electrónico, como si ellas no le importaran. Por último, comenta que no ha vuelto a hablar con el técnico y que tampoco lo necesita, que no siente rencor y le respondera cada vez que se enfrenten a la selección turca.

 

Fuente: To Fly Volleyball

 

Comentarios

comments

To Top