#HablemosDeVoleibol

#HablemosDeVoleibol | Rafael Rocamora, el arma secreta de la selección peruana

Con facilidad para el español, predisposición para responder todas las preguntas y sobre todo con sentimiento de pertenencia a la cultura peruana, así podemos describir a Rafael Rocamora, preparador físico brasileño natural de Sao Paulo de 31 años que afincó en Perú junto a Luizomar de Moura.

Rafael inaugura la sección de #HablemosDeVoleibol, acompáñanos en una entrevista con el responsable del aspecto físico de las atletas peruanas.

¿Quién es Rafael Rocamora y qué hace en Perú?
Estoy acá para trabajar con la selección peruana de voleibol, soy preparador físico y mi especialización es el alto rendimiento. Desde el 2006 he trabajado con selección de voleibol en Brasil, entrené a grandes glorias de la natación como Tiago Pereira, el mayor medallista de los Juegos Panamericanos, he asistido a tres juegos olímpicos y espero ir a Tokio con Perú.

¿Cuál es tu experiencia con el voleibol?
He tenido el placer de trabajar con 31 selecciones brasileña en la Confederación Brasileña de Voleibol a lo largo de 11 años, categoría A, B, U23, con Osasco Volei Nestlé y ahora el destino me trae a Perú.

Has sido el guía de muchas olímpicas brasileñas
Tandara, Dani Lins, Adenizia, Camila Brait, han sido muchas atletas y es todo un orgullo.

La realidad peruana es muy diferente a la de Brasil, es todo un reto para ti
Sí, todos los países nos diferenciarnos por el estilo de juego, táctico, técnica, nuestra primera lección acá es entender la cultura y cómo fueron formadas las jugadoras. Tenemos que implantar un estilo de juego deacuerdo a las características de las atletas peruanas y montar un equipo competitivo.

¿Qué diferencia a la atleta peruana de la atleta brasileña?
Llevo poco tiempo acá, no podría darte una respuesta exacta, pero a simple vista la mayor diferencia es la talla, las brasileñas son mas altas, pero las peruanas tiene un mayor potencial atlético, tienen una velocidad muy bien trabajada.

La mayor deficiencia a lo largo de los últimos años en la selecciones nacionales ha sido que se cansan a lo largo del partido, no tiene resistencia ¿Qué se puede hacer con eso?
La preparación física va a tener que ser direccionada a eso. Mi función en primera instancia consistirá en en entender la condición física de cada atleta, existe individualidad biológica, vivencias, características de juego, posición, estilo de juego, entonces tenemos que mejorar a todas para que lleguen a un punto de equilibrio y para lograr todo eso me voy a apoyar a Filipe Galdino, encargado de la fisioterapia que lleva más tiempo acá, es muy organizado, trabaja muy duro.
Esto va a ir a la par de las instrucciones de Luizomar, porque tenemos que desarrollar todo lo que el quiere ver en el campo de juego.

¿Cuál será el proceso de cambio para las atletas?
Tenemos que dar soporte muscular, vamos a hacer que ellas ganen masa magra, perder gordura, perder grasa, para que las articulaciones (tendones) estén preparados para la próxima carga de entrenamiento, me gusta mucho el entrenamiento de fuerza y potencia, que es una escuela que llevo entrenando desde hace mucho tiempo. Todo eso lo aprendimos junto a Filipe gracias a Alberto Silva, un entrenador muy famoso en la natación.

Luizomar pidió exámenes médicos de las atletas, ese es un punto de partida para saber en que condiciones llegan
Todos esos resultados sirven para darnos una dirección específica en lo que vamos a trabajar, son de mucha importancia. Ahí se detallan aspectos como la presión, el comportamiento hormonal.

Sabemos de buena mano que la alimentación es muy importante en alto rendimiento
Yo estudio mucho la nutrición deportiva, es un asunto muy importante, Junto a Filipe y Luizomar entendemos mucho de nutrición, así que tenemos que mantenerlas (atletas) muy informadas sobre el tema de nutrición.

¿El proceso de la preparación física va a tener respaldo de vitaminas sintéticas?
Es un tema muy cuidadoso, todo tiene que estar aprobado por la WADA, pero eso va a depender de las variaciones, si los resultados nos muestran déficit de vitaminas vamos a tener que apelar a ello y dar el soporte a las atletas, el objetivo es ayudar lo más posible.

¿Se podrá hacer posible lo imposible?
Claro que sí, tenemos que encontrar un modelo perfecto para el voleibol peruano, porque no debemos de copiar para nada lo que hace Brasil. Brasil tiene una escuela nueva, pero allá se consiguió buenos resultados cuando inventamos nuestra propia identidad, lo que nosotros queremos es encontrar la identidad del voleibol peruano con la mixtura de entrenadores brasileños, sumado al trabajo duro.

¿En cuánto tiempo se verán cambios significativos en las atletas?
El proceso fisiológico es de 3 a 5 meses para ver cambios drásticos, pero eso va a depender de todo lo que tengamos que hacer, eso incluye dedicación y esperemos que los entrenamientos den resultado, sabemos que los cuerpos no funcionan de forma igual y vamos a confiar en que todo salga bien.

DISFRUTA DE #HABLEMOSDEVOLEIBOL TODOS LOS FINES DE SEMANA

 

Comentarios

comments

To Top